Carmen SalvadorTena,(Administradora)

miércoles, 18 de febrero de 2015

EL CHOPO CABECERO

El chopo cabecero, candidato para el concurso Árbol Europeo del Año 

 


 

El Centro de Estudios del Jiloca y la Plataforma Aguilar Natural han presentado al chopo cabecero para el concurso Árbol Europeo del Año. Es la primera vez que España se presenta a este concurso y lo hace con el ejemplar del Remolinar, que está en Aguilar del Alfambra. El ejemplar tiene 24 metros de altura y 20 metros de diámetro de copa, con un perímetro de tronco de casi 6 metros. Pero su elección ha sido por ser un árbol muy querido en el pueblo. Al concurso se presentan árboles de 14 países y la elección es por votación popular por correo electrónico.

El promotor y miembro del Centro de Estudios del Jiloca, Chabier de Jaime, junto con el alcalde de Aguilar del Alfambra, Vicente San Francisco, y la miembro de la Plataforma Aguilar Natural, María Jesús Rambla, presentaron ayer la candidatura española en el concurso Arbol Europeo del Año, en el que España participa por primera vez y lo hace con la candidatura del chopo cabecero y más concretamente con el ejemplar del Remolinar que está en Aguilar del Alfambra. Es un ejemplar peculiar por sus cualidades físicas pero, sobre todo, culturales.
Enviromental Partnership Association, la asociación organizadora, persigue destacar los árboles viejos como un importante patrimonio natural y cultural a apreciar y proteger, como un medio de fomentar la conservación de la Naturaleza. En el Árbol Europeo del Año, a diferencia de otros concursos, no es importante la belleza, el tamaño o la edad sino la historia y la relación con las personas. Se buscan árboles que sean una parte integrante de la comunidad humana junto a la que viven.
Se presenta un candidato por país, algún árbol que destaque por su interés histórico, significación social, valor afectivo, etc. para las personas comunidad de su entorno. Cada ejemplar puede recibir un único voto por cada persona participante en la elección mediante una votación vinculada con su correo electrónico. El periodo de votación es el mes de febrero. En los cuatro años de historia del concurso nunca se había presentado una candidatura española. En 2015, un árbol español va a participar en esta elección. Cabe destacar el apoyo en esta candidatura de la empresa turolense Térvalis.
El ejemplar elegido es un chopo cabecero localizado en el camino del Remolinar de Aguilar del Alfambra. Es un ejemplar notable que goza de buena salud, tiene 24 metros de altura, 20 metros de diámetro en la copa y un perímetro en el tronco de casi seis metros. Y varios cientos de años de antigüedad. Sin embargo, estas no han sido las razones fundamentales para su selección.
El Chopo Cabecero del Remolinar no compite por la excepcionalidad de sus dimensiones o por su longevidad. Compite porque es un representante de la cultura campesina que históricamente ha moldeado el paisaje de las altas sierras de Teruel.
La miembro de la Plataforma Aguilar Natural, María Jesús Rambla, manifestó que el chopo elegido para el concurso Arbol Europeo del Año es un símbolo para su pueblo y para su propia especie de árbol en el sur de Aragón, que es donde se encuentra la mayor arboleda de chopos cabeceros en España y en Europa. En Aguilar del Alfambra hay 4.700 chopos cabeceros y 25.000 en el valle del Alfambra. La primera fiesta del chopo cabecero, que fue en 2009, se realizó en Aguilar del Alfambra. María Jesús Rambla recordó que el pasado año fue incluido en los Arboles Singulares de Aragón.
El profesor e impulsor de chopo cabecero, Chabier de Jaime, animó a los turolenses a participar y apoyar la candidatura del álamo negro del Remolinar de Aguilar del Alfambra durante los 28 días que dura la campaña. "El Chopo Cabecero del Remolinar, con el apoyo de las personas que aman a los árboles, puede conseguir ser declarado Árbol Europeo del Año 2015. Solo hay que votar, durante el mes de febrero, entrando en el sitio web: www.treeoftheyear.org.". Añadió que el reto es difícil "pero en ilusión nadie nos va a ganar, afirmó
El Chopo cabecero, Populus nigra, árbol negro, el árbol del pueblo "Chopo cabecero" es la denominación popular que recibe en el sur de Aragón el álamo negro (Populus nigra) gestionado mediante el desmoche o escamonda, técnica consistente en la corta periódica de todas las ramas del árbol, que nacen a una misma altura del tronco. Al brotar, los vástagos quedan lejos del diente del ganado. Así, se compatibiliza la producción forestal y la presencia de los rebaños en las dehesas fluviales. El desmoche prolonga la vida de los árboles y les proporciona una característica forma de candelabro, siendo verdaderas esculturas vivas cinceladas durante décadas por la mano campesina.Un chopo cabecero se reconoce por su tronco bajo, rugoso y grueso coronado por una gran protuberancia callosa de la que nace una cosecha de largas y rectas ramas o vigas, que se empleaban como combustible y para la construcción. Los chopos cabeceros aportaban una cosecha anual de hojas que servían de forraje para el ganado ovino.
 
. http://www.diariodeteruel.es/noticia/61015/el-chopo-cabecero-candidato-para-el-concurso-arbol-europeo-del-ano?utm_content=buffera3f61&utm_medium=social&utm_source=plus.google.com&utm_campaign=buffer